Una pequeña lista de los errores más comunes que se suelen ver en tiendas online y que hacen que tus usuarios salgan espantados de tu tienda. ¿Estás analizando bien qué hacen tus usuarios en tu web? Es clave para entender que falla y que funciona en tu tienda, esto es tan básico que nadie lo entiende y siempre suelo poner el ejemplo de si en tu tienda física cierras los ojos y los hablas con los clientes, ¿Venderías?.

Ofrecer los mismos precios que en tu tienda física

Si tienes una tienda online es para diferenciarte, no puedes ofrecer los mismos precios que en tu tienda física. Si estás montando una tienda online, es con todas las consecuencias y tienes que separar lo físico de lo online, son cosas diferentes y necesitan de estrategias de marketing diferentes, por ende, de precios diferentes.

No tener información de contacto

El contacto, además de seguridad y confianza, ofrece al usuario una forma de solucionar problemas, ¿porqué ocultarlo? Perderás ventas y clientes potenciales. Debe ser bien visible y en todas las páginas, no solo en portada. Y como extra y para nota: usa Twitter como atención al cliente en real time o usa algún sistema de chat para resolver dudas en directo, aumentarán tus conversiones una barbaridad.

Información del producto engañosa

No hay nada que moleste más a tus usuarios que no tener imagen en un producto, o que no tenga descripción completa, o lo que es peor, que la imagen no tenga NADA que ver con el producto, ¿Cómo pretendes venderlo?

No poder comprar sin registrarse

Uno de los grandes errores de hoy en día es el registro. Cuantas más trabas tenga el usuario ante una compra, menos comprará, lógico ¿no?. Ofrece la posibilidad de comprar sin registrarse y verás como tus ventas aumentarán considerablemente, es una de las cosas que más aumentará tu conversión.

No tener buscador de productos o que funcione mal

Si voy con la idea preestablecida de comprar un producto, cosa que pasa a menudo, y no tengo un buscador para comprarlo, te aseguro que si voy a tener que buscar más de 20 segundos, me acabaré yendo.

Pocas imágenes de producto

Pongamos que queremos comprar una camisa. La camisa puede ser muy bonita en la foto, de frente y con cierta toma, pero ¿qué pasa con la parte de atrás?. Ofrece a tus visitantes tantas imágenes como sea posible, resolverás dudas con un solo abrir y cerrar de ojos y evitarás muchas devoluciones.

No incluir productos relacionados

Esta es una de las cosas que bien hecha puede convertir tu tienda de venta mono-producto a venta multi-producto. Ofrece productos relacionados interesantes a lo largo de la compra, en la página del producto, y posteriormente recordándolo en el proceso de compra. Es importante que si ofreces productos relacionados no caigas en el error de automatizar este proceso: mide, analiza y relaciona productos a mano, con datos sobre la mesa.

No incluir información de envío a lo largo de todo el proceso de compra

Cuando voy a comprar algo y me encuentro en el paso de confirmación con la sorpresa que el producto cuesta 3 o 4mil pesos más, me enfado bastante. Hay que informar en todas las páginas los costos aproximados de envío, te ahorrarás un buen porcentaje de abandonos.

No responder a los usuarios

Si tienes un sistema de comentarios o un formulario de contacto no es para adornar ni porque otros lo tienen. Tus clientes esperan respuestas, esperan feedback y cuanto más tiempo pierdas con ellos, más ganarás. Diferénciate de tu competencia y ofrece un servicio de atención al cliente DE VERDAD.

¡Suerte en esta aventura, y no olvides estas pequeñas cosas!