Pensar en tener un negocio propio hoy y querer mantenerte alejado de la red, es simplemente un suicidio. El auge del Social Media ha provocado cambios estructurales en los paradigmas asociados no sólo al marketing y la publicidad, sino y principalmente, en relación a los nuevos profesionales.

Si vinculamos la eficiencia que nos entrega la red, con la delicada situación que atraviesan las economías no es de extrañar que la demanda de nuevos profesionales se vincule esencialmente con la versatilidad y la capacidad para adaptarse a un entorno en constante movimiento.

No cabe ninguna duda que hablar de Redes sociales es hoy sinónimo de construcción de comunidad, lo que es inimaginable sin la figura emergente de los gestores de comunidad, una profesión con demanda ascendente para la que no todo el mundo está preparado.

Más allá de la cantidad ilimitada de cursos, seminarios y formaciones online al alcance de estos profesionales, el Community Manager emerge como nexo de unión entre las marcas y sus clientes, por lo que es interesante preguntarse… ¿Estoy preparado para ser Community Manager?

Nunca antes en la historia se había asistido a un modelo productivo en el que; mirar al otro –tanto para identificar necesidades, como para aprender de ellas– fuera el mejor camino hacia el crecimiento. Y sin duda alguna, el Community Manager, no sólo representa la gestión de comunidades, sino que además, se transforma en el espejo que nos refleja la realidad y demandas actuales, del Social Media.

¿Estoy preparado para ser un Community Manager?

Si nos centramos en las habilidades y talentos, que deben congregarse en este tipo de profesionales, nos daremos cuenta que son específicamente aquellas cualidades intangibles las más complejas de aunar en un profesional. Es por ello que debemos hacernos las preguntas adecuadas antes de responder a la pregunta ¿Estoy preparado para ser un Community Manager?

¿Entiendes la red? ¿Conoces los recursos y herramientas más eficientes para tus objetivos? ¿Tienes capacidad para escuchar? ¿Has logrado alguna vez generar opinión y debate, sabes hacerlo? ¿Entiendes las necesidades de tu target? ¿Entiendes las necesidades de tu marca? ¿Existe coherencia en el mensaje que transmites? ¿Erres capaz de explicar e informar de forma transparente? ¿Cómo te sentirías en un escenario de reclamos, quejas, exigencias y exposición permanente? ¿Conoces la idiosincrasia de los «trolls»? ¿Sabes identificar palabras clave? ¿Conoces las métricas, su parametrización y su análisis? ¿Sabes qué relación existe entre el SEO, el contenido y la acción social? ¿Serías capaz de asimilar y poner en práctica la nueva forma de construir empresa, serías capaz de trabajar en equipo? ¿Escribes bien?

Y finalmente, ¿estás preparado para una exposición constante, para vincularte exhaustivamente a la evolución de tu influencia y para ser la figura más visible y responsable de la vertiente online de los negocios?

Sólo cuando nos hacemos las preguntas adecuadas, en una fase previa a la exposición, seremos capaces de elaborar estrategias eficientes que nos permitan transformarnos en un nuevo profesional donde, talento y habilidad, trabajan por separado en pos del crecimiento de las marcas… y las oportunidades en la red.